Tres cosas que nos enseña La La Land

en

La ciudad de las estrellas: La La Land, estaba nominada en catorce categorías en la pasada edición de los Oscar. Finalmente se hizo con seis (entre ellos mejor director y mejor actriz principal). También fue suyo el Oscar a mejor película durante unos minutos….hasta que alguien se dio cuenta del error en la lectura del premio… Y la mejor película fue Moonlight 🙂

La La Land no era mi película favorita de las nominadas ( y aún no he visto todas) pero sin duda es una gran película. Es muy bonita (estéticamente hablando), elegante, los decorados y banda sonora son increíbles… Y Emma Stone y Ryan Gosling hace años que son dos de mis actores preferidos. Además tiene un mensaje que cala, que nos llega y del que cada uno puede sacar sus propias conclusiones. Éstas son las mías, sobre las tres cosas principales que nos enseña La La Land:

1. La magia del cine

La película es un homenaje a los musicales clásicos, al cine de antaño. Ese que estamos tan poco acostumbrados a ver y que a mi personalmente me encanta. Porque eran los primeros pasos de esta maravilla que nos hace soñar, que nos lleva a otros mundos y que nos aleja de la realidad (o nos acerca) por unos minutos.

Porque el cine es una fábrica de sueños. El director los expone, pero cada persona los pasa por su propio filtro y los adapta a su manera de pensar y ver el mundo, a su propia situación. Por eso cada persona se queda con algo de una película y recibe el mensaje de manera distinta.

2. No desistas

Si tienes un sueño, un objetivo, una meta…. no lo abandones. Sigue trabajando para conseguirlo, hasta que realmente hayas hecho todo lo que estaba en tu mano para alcanzarlo. Por desgracia la mayoría de las veces es complicado. Especialmente porque implica un sacrificio y porque da miedo. Miedo de que no se cumpla después del trabajo. De que no salga como habíamos pensado. Miedo de qué pensarán los demás…. En definitiva, miedo al fracaso.

Pero ¿acaso tirar la toalla no es el mayor fracaso? Y especialmente, ¿tirar la toalla incluso antes de haber empezado?

3. Las decisiones que tomamos cambian nuestra vida

Es imposible saber cómo sería nuestra vida si en un momento determinado hubiéramos actuado de otra forma, hubiéramos elegido otro camino. Pero lo que sí sabemos es que las decisiones que hemos ido tomando son las que nos llevan al sitio en el que estamos ahora. Ese lugar puede ser mejor, peor o simplemente diferente.

No creo que tenga sentido arrepentirse de los caminos que vamos cogiendo. Si en ese momento los elegimos es porque nos parecían los más adecuados. Lo que sí creo es que si el lugar en el que estás ahora no es el que quieres…muévete. No es definitivo, no es para toda la vida. Busca lo que quieres hacer, lo que te motiva, lo que te hace feliz… y cambia de camino. No es fácil, pero imagina pasar el resto de tu vida en el lugar equivocado por no haber intentado cambiarlo…. eso sí que no es fácil ¿no?

Y hoy para terminar, de regalo el vídeo de la maravillosa City of Stars 🙂

Y como siempre os digo, me encantaría saber vuestras opiniones! 🙂 Hasta la semana que viene.

Carpe diem ★




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *