[Parte 3] Violencia de género: en qué consiste y por qué se produce

Con esta entrada voy a terminar la serie de post especiales de este mes de Marzo. Para finalizar el tema de la violencia de género vamos a ver los principales motivos por los que una mujer no abandona una relación de este tipo. Y qué podemos hacer para ayudar si conocemos a alguien que esté en esta situación.

Se quedan muchas cosas en el tintero, y podríamos profundizar mucho más en el tema. Pero con esto pretendo aportar mi granito de arena para que haya más información sobre este tema. La mayoría de las veces el desconocimiento nos lleva a juzgar, no entender e incluso abandonar a quién la está sufriendo.

¿Por qué no abandonan la relación?

Creo que este punto es especialmente importante. Si queremos ayudar a una mujer que sufre violencia de género lo primero que tenemos que hacer es entenderla. Muchas veces, desde fuera es más fácil mirar para otro lado. Pensar que si continúa la relación es que no está tan mal o incluso que es responsabilidad suya seguir adelante con ella. Pero tenemos que tener en cuenta que por la cabeza de esta mujer pasan una serie de cosas que le impiden salir de ella:

dar el paso de reconocerlo.

Por varios motivos. Por un lado, admitir ser una mujer maltratada es doloroso y difícil. Cómo explicas a tu familia y amigos que llevas años sufriendo a causa de la persona que está a tu lado. Por esa personas que has intentado que todo el mundo quiera y admita, porque al fin y al cabo es tu pareja. Por eso al reconocerlo suelen sentir vergüenza y culpabilidad.

Otro de los motivos que dificultan el dar este paso es no ser consciente de que se está en este tipo de relación. Pensar que la forma de comportarse de él es por su manera de ser pero que ella puede cambiarle, que puede ayudarle. O incluso que ella tiene la culpa de que él se enfade y se comporte así o que las cosas que le hace o dice no son para tanto. Muy importante también recordar que la violencia no es sólo física. Se puede ser víctima de violencia de género y no saberlo por pensar que si no te pega no es violencia.

falta de apoyo social.

Bien porque el maltratador se ha encargado de aislarla de todo su grupo de apoyo, o bien porque la gente que tiene alrededor han tirado la toalla, es muy frecuente que la mujer maltratada no cuente con nadie en quién apoyarse. Si consigue dar el paso de abandonar la relación pero se encuentra sola, es más probable que no dé el paso definitivo.

deterioro físico y psicológico.

Es muy importante saber que la mujer que pasa por este tipo de relación no es la misma mujer que era antes. Le faltan fuerzas (físicas y emocionales), no tiene seguridad, ni autoestima, ni confianza en ella misma (ya se ha encargado él de quitárselas día a día) para iniciar una nueva vida.  Se encuentra en un agujero del que es muy difícil salir en condiciones normales. Así que con el deterioro tras el maltrato al que ha estado sometida es mucho más difícil aún.

miedo a que la violencia sea aún mayor

Por desgracia, algunas veces esto es así. Y además suelen aparecer en los medios de comunicación. Por lo que una mujer que se encuentre en esta situación, puede no dar el paso por miedo a que le ocurra lo mismo. O a que él cumpla sus amenazas si le abandona.

¿Qué podemos hacer para ayudarla?

Después de lo anterior, está claro que lo primero que debemos hacer es ENTENDERLA. No juzgarla ni culpabilizarla por no dejar la relación. Con eso sólo conseguimos que se sienta aún peor y no va a dar el paso que necesita. Tenemos que escucharla y acompañarla pero siempre desde la comprensión. Nunca regañándola ni echándole nada en cara.

Por otro lado, es importante hacerla ver que lo que está pasando no es normal. Que los celos de él, sus prohibiciones o reacciones no son adecuadas. Es importante ayudarla a que sea consciente de que la relación no debería ser así, que eso no es amor, y que no tiene por qué aguantarlo. Es habitual que ella le cubra o niegue esta realidad que desde fuera sí vemos. Pero creo que es importante que ella sepa lo que pensamos, porque esa opinión deja un poso aunque en un primer momento la rechace. Eso va a hacer que ella se plantee la relación aunque necesite tiempo para digerirlo. Por eso es tan importante tener paciencia.

Y sobre todo hacerle saber que puede contar contigo, que siempre vas a ayudarla cuando lo necesite y que te puede llamar a cualquier hora del día o en cualquier circunstancia. Si se siente acorralada o decide dar el paso de abandonar la relación va a necesitar de alguien que la ayude y tenga fuerzas por ella.

Como siempre, si tenéis cualquier comentario u opinión que hacer estaré encantada de escucharlo. También podéis escribirme a pgarciapsicologa@gmail.com

Hasta la semana que viene!

Carpe diem ★

EL DIBUJO DE LA PORTADA ES DE LA ARTISTA KATE EVANS. TOMADO DE UNA SERIE DE ilustraciones QUE REFLEJAN EL ABUSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *