Lovesick. La serie de Netflix que es una joya.

en

Es la primera vez que voy a comentar una serie en el blog. La verdad que llevaba ya tiempo pensándolo y después de ver Lovesick (las dos temporadas en tres días 😀 )lo tuve claro. Se trata de una comedia, con muchos toques frescos y divertidos. Pero a la vez tiene una profundidad que te hace reflexionar sobre las relaciones, el amor, la amistad y la vida en general.

Está rodada en Glasgow, con un presupuesto muy normalito y sin grandes artificios. Lo que más me gusta de ella es que es realista y natural, como la vida misma. Al protagonista (Dylan) le diagnostican una enfermedad de transmisión sexual (clamidia) y la doctora le aconseja que se lo diga a sus parejas sexuales de los últimos años para que se hagan las pruebas oportunas. Pero él, en lugar de hacerlo mediante unas tarjetas informativas que le ofrecen en la clínica, decide hacerlo una por una en persona. Y esa es la trama principal. En cada capítulo viajamos al pasado y de nuevo al presente para conocer a cada una de estas chicas, la relación que tuvieron con Dylan y cómo terminó la cosa.

Todo esto lo hace acompañado por sus dos mejores amigos con los que comparte casa. Luke, un mujeriego ( o no tanto) consciente de que tiene un problema. Y Evie, su mejor amiga, con la que además hay una relación amorosa pendiente.

Como la vida misma.

Como os decía antes, una de las cosas que más me han gustado es el realismo de los personajes y de las cosas que les pasan. Dylan, que ronda la treintena, es un romántico y ve en cada chica que conoce la posible mujer de su vida. Este es un primer punto interesante.

Hace unos días precisamente hablaba de esto con un buen amigo. ¿Llega un momento en nuestra vida que empezamos una relación por necesidad más que por convencimiento? Puede ser que nos empeñemos en estar con alguien, que no nos llena al 100% pero con el que tampoco estamos mal. Mejor eso que estar solos. Es entonces cuando aparece la lucha constante por mantener la relación a toda costa. Por intentarlo una y otra vez, aunque siempre acabe mal. Por meternos en la relación aunque sea con calzador. Porque ya tengo 30 (o más) y tener pareja se convierte en una prioridad, en una necesidad básica que tengo que cubrir.

Pero es posible, que el sacrificio que implica…¿sea mucho mayor que la recompensa? En mi opinión al principio, cuando realmente es una persona con la que hay química, las cosas fluyen, salen solas. Aunque está claro que cuando pasa el tiempo la relación hay que trabajarla y cuidarla. Puede que esto sea más fácil con 20 años, cuando el hecho de no tener pareja, ni agobia ni es una prioridad. Pero que a medida que pasa el tiempo (en gran parte presionados por la sociedad) se convierte en una tarea mucho más difícil.

Nunca es el momento adecuado.

Y otro de los grandes temas de la serie. El amor (¿imposible?) entre Dylan y Evie.  Hay una conexión especial entre ellos dos. Pero nunca parece el momento. Cuando ella está sola, él tiene pareja y al contrario. Parecen destinados a no encontrarse nunca en el tiempo y el espacio. Pero entonces, ¿puede ser que realmente no deban estar juntos? Que mantener su amistad sea más importante que tener una relación. O puede ser, que precisamente por el hecho de que nunca pueden estar juntos ¿estén idealizando al otro?

Supongo que en este punto, cada uno, en función de nuestra experiencia tenemos una opinión diferente. En cualquier caso, creo que quedarse con las ganas de haberlo intentado siempre es la peor opción posible… Y que muchas veces los miedos a que algo salga mal, o a que nos hagan daño no nos deja actuar como nos gustaría y podemos estar perdiéndonos cosas por el camino.

Espero que os guste la serie y como siempre estoy encantada de recibir vuestros comentarios y opiniones 🙂

Hasta la semana que viene!

Carpe diem ★

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Claire dice:

    Me encanta! Amo esta serie. Muy buena y también te recomiendo PLEASE LIKE ME. mis favoritas

    1. *Pili* dice:

      Muchas gracias!! Me apunto la recomendación ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *