Girlboss: Cuando los sueños son más fuertes que los miedos

en

Girlboss, basada en una historia real

Girlboss, serie de Netflix que de momento cuenta con una temporada. Está basada en  parte de la vida de Sophia Amoruso (como nos recuerdan al principio de cada capítulo es una versión libre, muy libre de la vida de Sophia). Vive en San Francisco y su historia es bastante complicada y a veces decepcionante. Pero decide crear un negocio de moda en Internet, vendiendo ropa de segunda mano. Porque eso es lo que le gusta, lo que le motiva y a lo que tiene claro que quiere dedicarse. Y así, de la nada creó todo un imperio: Nasty Gal.

girlboss

En las últimas semanas he hablado con diferentes personas de los miedos que nos acompañan en el día a día y que muchas veces son los culpables de que no podamos avanzar. Lo hablaba con un paciente, con una amiga, en el trabajo… parece que es muy habitual dejar de hacer cosas por los miedos que nos acompañan.

Cuando los miedos se disfrazan

El problema de estos miedos es que normalmente están disfrazados. Y los disfraces que usan son muy diferentes y variados: es que yo soy así. Yo nunca seré capaz de hacerlo. Nunca he podido no sé por qué ahora sí. Ya soy muy mayor para plantearme otra forma de vida. Es muy difícil. Hay que invertir mucho tiempo. No sé qué pensarán los demás de mi…..Incluso a veces son los que nos rodean los que nos recuerdan que de ilusiones no se vive y que más vale que pongas los pies en la tierra.

El caso es que detrás de todas estas cosas suele haber cosas como miedo al fracaso, al qué dirán, al y si sale mal?, a tener que invertir tiempo y esfuerzo en algo que no sabes si funcionará…. Y todas estas excusas estarían muy bien, si con el paso de los días no te hicieran sentir mal. Porque al final, dentro de un tiempo volverás a pensar ¿por qué no lo hice? ¿por qué no me arriesgué? ¿por qué no lo intenté?

Cuando los sueños son más fuertes

Hace unos días una paciente me hablaba de la maravillosa sensación de superar esos miedos. Cuando llevas toda la vida haciendo lo que tus miedos te permiten, poniendo el límite donde tu mism@ te lo adjudicas, tienes la sensación de no tener el control sobre tu vida.

Pero cuando empiezas a enfrentarte a lo que te da tanto miedo descubres que no era tan horrible como pensabas. Y sobre todo te das cuenta de que puedes hacerlo, de que tienes muchas más capacidades de las que pensabas, y que no eran los demás o la situación lo que te frenaba, sino que eras tu mism@….ahí es donde empiezas a tener el control. Porque haces lo que quieres hacer, porque te esfuerzas por conseguir lo que te hace sentir bien, lo que te motiva. Y lo decides tú, no es el miedo el que decide y habla por ti. Por eso sientes una liberación, te quitas un peso de encima y por fin tomas las riendas de tu vida.

Por supuesto no quiere decir que ya no tengas miedo a nada. Pero ahora te enfrentas a todo lo que temes, porque sabes que si no lo haces nunca vas a moverte de dónde estás. Y si te mueves, seguramente lo pasarás mal, tendrás momentos malos y días complicados. Pero sabes que estás haciendo lo que está en tu mano, sabes que has tomado las riendas y que si no funciona, en ningún caso será porque tu no lo hayas intentado.

En Girlboss vemos como Sophia lo pasa mal, como vive situaciones muy difíciles e incluso se plantea tirar la toalla. Pero también vemos cómo se va enfrentando a los problemas que van surgiendo. Porque si algo tiene claro es lo que quiere y no deja de luchar por ello.

Hasta la semana que viene!

Carpe diem ★

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *