Cómo vencer a los fantasmas que impiden avanzar

¿Qué hacemos con los fantamas que nos impiden avanzar?

La semana pasada hablamos de que éste puede ser un buen momento para tomar las riendas de tu vida y hoy vamos a ver cómo vencer a los fantasmas que nos acompañan en el camino. Al final del último post propuse un ejercicio que te puede ayudar a saber hacia dónde quieres dirigir tus pasos. (Si no hiciste el ejercicio vuelve aquí http://www.disfrutandodelmomento.com/2019/09/11/claves-para-tomar-las-riendas-de-tu-vida/ para hacerlo antes de continuar).

Como dijimos, nuestros objetivos pueden estar relacionados con el trabajo, la pareja, el estilo de vida, etc. Pero sea cual sea la dirección hacia la que te quieres dirigir, lo que está claro es que en el camino van a aparecer ciertos fantasmas (o demonios, como prefieras llamarlos) que van a intentar contarnos el paso.

¿Qué hago para deshacerme de estos fantasmas?

Tengo una mala noticia. Lamento mucho decire (y aún a riesgo de saber que esto va a decepcionarte) que no hay manera de deshacernos de los fantasmas. Es más, justo en el momento en el que a ti se te pasa por la cabeza tomar las riendas de tu vida, ellos aparecen con mayor fuerza.

Estos fantasmas suelen tener forma de pensamientos del tipo: «Podrías fracasar», «podrías estar equivocándote», «podrían rechazarte», «podrías cometer un error». Y como nos asustan (y mucho), el resultado es que con demasiada frecuencia dejamos el camino que realmente queremos seguir, para hacer caso de sus advertencias.

Acepta que los fantasmas van a acompañarte en el camino

Ahora viene la buena noticia (para compensar). A pesar de que los fantasmas siempre están a tu alrededor, en realidad no te impiden continuar tu camino. No pueden hacerte ningún daño físico, no pueden tocarte, no pueden retenerte. En resumen, si continúas avanzando, si no dejas que te detengan, muchos de estos fantasmas te irán dejando tranquil@. Al ver que no pueden retenerte, perderán su interés. Habrá otros que sigan caminando contigo, pero en cuanto empieces a aceptar que están ahí, sin más, te acostumbrarás a ellos y dejarán de ser tan inquietantes. Dejarán de dar tanto miedo y verás que en realidad son mucho más pequeños de lo que en un principio parecían.

En el momento en el que te das cuenta de que puedes convivir con tus miedos, y aún así seguir caminando, pierden toda su fuerza. Ya te has demostrado a ti mism@ que estos fantasmas no tienen el poder de paralizarte (aunque al principio, cuando te asomas al camino, estás convencid@ de que tienen esa capacidad). Aceptar esto es la clave para vencer a los fantasmas.

Hacia dónde quieres ir

Para terminar, me gustaría proponerte otro ejercicio. Puede que las respuestas sean parecidas al ejercicio de la semana pasada o puede que no. Sólo tienes que dedicar unos minutos a pensar las respuestas y anotarlas en un papel:

  • ¿Cómo cambiaría mi forma de actuar si mis pensamientos dejaran de ser un obstáculo?
  • ¿Qué proyectos o actividades llevaría a cabo si mis pensamientos no consumieran mi tiempo y mi energía?
  • ¿Qué haría si el miedo dejara de ser un problema?
  • ¿Qué intentaría si el pensamiento de que voy a fracasar no me frenara?

A reflexionar se ha dicho. Hasta la semana que viene!

Pili ★

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *