Deja de procrastinar para pasar a la acción

Deja de procrastinar

No me gusta nada la palabra «procrastinar». Me parece fea y difícil de pronunciar. Pero lo cierto es que está muy de moda, porque hay que admitir que todos lo hacemos (seguramente mucho más de lo que nos gustaría).
Procrastinar quiere decir básicamente «dejar para mañana lo que puedes hacer hoy». Hemos hablado en las últimas semanas de cómo definir nuestros objetivos (http://www.disfrutandodelmomento.com/2019/09/11/claves-para-tomar-las-riendas-de-tu-vida/) y de cómo aprender a convivir con los fantasmas que intentan boicotearlos (http://www.disfrutandodelmomento.com/2019/09/18/como-vencer-a-los-fantasmas-que-impiden-avanzar/). Pero todo esto no sirve de nada si no actuamos, si no dirigimos nuetros pasos hacia aquello que nos hemos propuesto conseguir.

Pasar a la acción

Aunque parezca una cosa muy básica, lo único que necesitas para pasar a la acción es tener voluntad de hacerlo. Tan sencillo y tan complicado a la vez. Tener voluntad significa comprometerse con aquello que quieres, con lo que valoras y te gustaría hacer en tu vida para llenarla de sentido. Pero también implica saber que el camino no va a ser sencillo, que te vas a encontrar con muchos obstáculos con los que vas a tener que aprender a vivir. Respecto a esto hay varias cosas a tener en cuenta:


⦁ Tener voluntad no te garantiza el éxito. Que te empeñes mucho en conseguir una cosa y que actúes para lograrlo no quiere decir que lo vayas a conseguir. Lo que sí sabemos seguro es que al menos lo que está en tu mano lo habrás intentado. Y que además vas a aprender mucho por el camino. Y todo lo que aprendas podrás usarlo a tu favor.


⦁ Tener voluntad no significa que te guste o que disfrutes actuando. Recuerdo una paciente que me decía que no era capaz de estudiar (aunque su principal objetivo era aprobar unas oposiciones) porque estudiar es aburrido… Diría que para un alto porcentaje de la población, estudiar es una tarea aburrida. Pero no lo haces para divertirte, lo haces para lograr un objetivo mayor: aprobar las oposiciones y todo lo que ello implica.


⦁ A medida que empiezas a actuar y dejas de procrasticar cada vez va siendo más fácil hacerlo. Porque como cualquier otro hábito lo incorporas en tu rutina y casi sin darte cuenta lo vas automatizando.


⦁ Acuérdate de que aunque decidas actuar, los fantasmas no te van a abandonar. Ten siempre presente que el objetivo no es luchar contra ellos, sino aceptar que están ahí pero que no pueden influir en tus decisiones, porque son sólo eso: fantasmas.

Ejercicio para dar el primer paso

Una vez que tenemos todo lo anterior claro es hora de dar el primer paso (que siempre es el más complicado). Para que te resulte más sencillo hacerlo te propongo un ejercicio. Como en los post anteriores te recomiendo que uses papel y lápiz para contestar a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo puedo dividir mi objetivo en pasos más pequeños?
  2. ¿Cuál es el paso más pequeño y fácil con el que puedo empezar?
  3. ¿Cuándo (fecha concreta) daré ese primer paso?

Después de esta serie de tres post dedicados a tomar las riendas de tu vida espero que te hayan ayudado de alguna manera y motivado. Y si tienes cualquier consulta o quieres hacer un comentario lo puedes hacer a través del blog o a pgarciapsicologa@gmail.com

Hasta la semana que viene.

Pili ★

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *